lunes, 12 de octubre de 2015

No tengo tiempo para correr.

-Tengo que cuidar a los niños.
-El trabajo no me deja tiempo.
-Todos los días tengo una actividad diferente.
-Siempre estoy muy cansado/a
-Cuando rebaje unas libras comienzo.
-Tengo que dedicarle más tiempo a mi familia.
-El año que viene comienzo a correr.
-Tengo una lesión.
-Soy muy vieja/o

Podría hacer este blog como aquella famosa canción de Billy Joel, pero solo con las EXCUSAS para NO correr o hacer ejercicios que he escuchado o tantas personas repiten a diario.

No encuentro una manera fina de responder a estas excusas. La ÚNICA repuesta que tengo para ellas, es que si usted no corre o hace algún tipo de ejercicio es porque no quiere.
Para muestra un botón. En este caso millones de botones. Hay millones de personas en el mundo que se ejercitan diariamente, que entrenan rigurosamente para cumplir con sus metas, que son madres y padres de familia, que a la vez son profesionales a tiempo completo y que tienen una vida social activa y sacan el tiempo para ejercitarse.
Si nos vamos al mundo del correr. Millones de personas participan anualmente en maratones, menos del cinco por ciento son corredores profesionales a tiempo completo, los demás son personas que pueden dar, si quisieran, esas mismas excusas que tanto se dicen para no correr.
En el mundo de los ultra maratones debe haber menos del uno por ciento de corredores que solo viven de correr. La mayoría de los ganadores de las grandes carreras tienen un empleo y entrenan cuando sacan el tiempo.

Correr nos relaja, elimina dolores de cabezas, mejora el bienestar físico y el psíquico, tonifica los músculos, fortalece los huesos y refuerza los cartílagos, despeja la mente, aumenta la capacidad respiratoria, disminuye la presión arterial, estiliza el cuerpo y las piernas, incrementa la resistencia y las defensas.
Correr puede ser una actividad social, consigues nuevos amigos, también puede ser una actividad comercial, podrías hacer negocios y realizar reuniones mientras corres. Puede ser una actividad espiritual, puedes rezar y meditar mientras corres. Por mencionar algunas.

Para correr solo se necesitan los zapatos correctos, la vestimenta cómoda y las ganas de correr, ya que puedes correr un cualquier lugar y a todas horas.
Es una de las mejores maneras de hacer turismo, se conocen nuevos lugares y países de la forma más rápida, eficiente y única.

Definitivamente, se debe hacer una organización de nuestro tiempo y actividades del día para poder hacer todo lo que QUEREMOS hacer, pero les aseguro que tiempo tenemos demás.
Algo muy importante y que debe decidir cada persona en particular, es qué busca o qué quiere lograr corriendo, esto definirá su entrenamiento y el tiempo que debe tomar para este. No todos entrenamos para las mismas cosas, ni los mismos objetivos, por lo que los entrenamientos no pueden ser iguales.



¿QUÉ ESTÁS ESPERANDO PARA COMENZAR A CORRER?

JLM


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada